Páginas

viernes, 22 de julio de 2016

¿CÓMO COMPRAR EN REBAJAS? 10 CONSEJOS PARA SACAR EL MÁXIMO PARTIDO A LAS REBAJAS





Las estrategias de marketing, posicionamiento de productos y actividades publicitarias de diferente índole hacen que el consumidor cree necesidades y vea oportunidades. Pero… ¿Necesitamos todo lo que compramos? ¿Qué debemos hacer para comprar bien y no dejarnos llevar por los carteles, descuentos y promociones? …

10 consejos para comprar en rebajas.

1. La ropa de temporada se agota los primeros días

Si hemos echado el ojo a alguna prenda de ropa en temporada, debemos ir a la tienda los primeros días de rebajas… sino nos quedaremos sin lo que habíamos visto o lo habrán guardado en almacenes para ir sacándolo.

2. ¿Necesidad o capricho?

Un detalle que solemos dejar a un lado cuándo “vamos de rebajas”. Así que lo ideal es hacerse con uno o dos caprichos pero tener en cuenta cuándo vamos a usarlo.




3. No comprar por comprar

En ocasiones vemos 5,90€ en una prenda que costaba 15,90€, por ejemplo y… ese cartel nos hace cogerlo. Por eso tenemos que ir con calma y no hacer compras compulsivas.




4. No dejar de probarnos las prendas.

¿Cómo? Otro hábito típico en rebajas es evitar los probadores. Esto supone llevarnos una prenda sin probarla y… la frase: “Sino lo devuelvo” no suele cumplirse, ya que seguida a esta viene “Total, por 8€… me cuesta más el parking y la gasolina…” Así que para evitar almacenar ropa con etiqueta en el armario tenemos que probarnos tranquilamente en las tiendas, hacer cola, no estresarnos y ver si realmente nos gusta como nos sienta.

5. Comprar nuestra talla.

Rebajas también es un incentivo de buenos propósitos. Otra de las expresiones clásicas es… “Sólo queda una 38 pero como tengo que adelgazar me la llevo…” ¡¡ERROR!! Ese pantalón o camisa quedará para los restos en el armario, tenemos que comprarnos nuestras talla, probárnosla y ver que nos favorece. Quizá cuándo nos venga, si adelgazamos y cumplimos objetivos, ya no nos guste, nos haga bolsas o simplemente la veamos desfasada.




6. “Gangas” si, saldos y taras… no.

Muchas tiendas aprovechan para sacar aquello que tienen guardado desde hace temporadas y temporadas en los almacenes o para mostrar los productos de menos calidad… Comparar los precios con las calidades es un punto clave en este momento. Además, debemos tener en cuenta que a día de hoy casi todas las marcas cuentan con oulets dónde podremos encontrar ropa de otras temporadas, así que en rebajas… compramos temporada.




7. Intentar ir a las tiendas en las horas con menos afluencia.

Esto evitará que nos agobiemos, cansemos de las colas, choquemos con la gente… y en consecuencia, nos enfademos, compremos algo que no nos gusta, no encontremos aquello que llevábamos en mente




8. En rebajas… ¡¡Conseguimos fondo de armario!!

Todas las mujeres, especialmente nosotras, siempre tenemos que tener unas prendas de fondo de armario como son: Un vestido negro, una americana, un traje de chaqueta o una camisa blanca… entre otras cosas. Pues bien, las rebajas son un buen momento para encontrar estas prendas que siempre consideramos “caras” cuándo tenemos la necesidad de adquirirlas. Los básicos y clásicos siempre estarán de moda y, un pantalón negro de vestir da igual cuántos años pasen… así que el mejor momento es en rebajas.

9. Ver la OPORTUNIDAD.

Muchas veces vemos en las rebajas de verano ropa de invierno rebajada y no nos apetece probarnos y ver la ropa oscura y típica del otoño e invierno pero… las rebajas de verano son un muy buen momento para comprar prendas caras de invierno como pueden ser unas botas básicas negras o marrones, una chaqueta o chaquetón básico… Estas prendas suelen estar separadas, arrinconadas y nadie las mira, es el momento de ir a por ellas y ahorrar para el invierno.




10. La importancia del presupuesto: ¿Cuánto me voy a gastar en rebajas?

¡¡Es la clave!! Si destinamos un presupuesto a rebajas la tentación será menor y, para obtener mejores resultados lo ideal es: Mirar nuestro armario antes de salir de rebajas, hacer una pequeña lista con lo que necesitamos, llevar un objetivo y… tras conseguirlo ver el presupuesto que nos queda y a partir de ahí… los caprichos.
Y, siempre tenemos que tener en cuenta que TODOS los productos de rebajas tienen que llevar marcado el precio anterior y el precio con descuento. La OCU cada año hace recomendaciones, tanto para las rebajas de verano como para las de inverno y recuerda, entre otros los periodos de rebajas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario